you're reading...
Liderazgo, Logistica, Operadores Logísticos, Supply Chain, Uncategorized

El Largo Camino desde la Logística hasta la Cadena de Suministro

Fui Director de Cadena de Suministro en un fabricante del sector gran consumo, empecé muy joven por eso hoy sé lo importante que es la experiencia.

Llegué al mundo de la logística a finales de los ochenta desde la Ingeniería y las Operaciones, “el lado oscuro de la fuerza”. En aquellos momentos encontré una logística no integrada, las funciones que no procesos, eran silos estancos sin ningún tipo de comunicación. Como Corporate Planner mi jefe era el Director Administrativo responsable también de un departamento llamado Compras, que no Abastecimiento. El servicio de pedidos y el transporte, que no Distribución, dependían del Director de Ventas y la programación de materiales y producción, que no Planificación, dependían del Director Técnico. El inventario lo controlaba el Operador Logístico de turno. Con esta situación era casi milagroso pasar del nivel de servicio del 92 %, a pesar de que el stock rozaba el infinito y casi siempre en referencias que ningún cliente pedía.

Con la entrada de España en la UE y gracias a los líderes de las empresas multinacionales con la ayuda de las grandes compañías de consultoría especializada, se empezó a visionar el cambio necesario en la logística, como el proceso que proveería del combustible necesario para la cadena de valor de la empresas, denominado a esta nueva Logística con mayúscula, La Cadena Suministro, siendo su alcance una forma integrada desde el proveedor hasta el cliente y consumidor final.

Este es mi viaje lleno de pequeñas historias y grandes personajes:

Asociaciones
Desde mi perspectiva, las Asociaciones y especialmente AECOC jugaron un papel crucial en esos momentos, al visionar la necesidad de colaboración entre fabricantes, distribuidores y operadores de servicios logísticos. “Eran tiempos que cuando el fabricante decía buenos días, el distribuidor pedía algo, situación que casi siempre se trasladaba aguas abajo, hacia los proveedores logísticos“. Eran el “tempo” de ECR (Eficient Consumer Response) que nos ayudó a todos, desde aumentar el conocimiento logístico hasta poner “Cara y ojos a los interlocutores en la negociación de la plantilla logística”. Hoy tengo la satisfacción de mantener relaciones de amistad con la mayoría de ellos.

Comité de Transporte
En relación al transporte, el tema no fue tan fructífero, si bien con el cambio del milenio, mejoramos desde las Asociaciones y sus distintos Comités, con la ayuda de la clase política que en ese momento estaba en el Ministerio de Fomento, y logramos buenos acuerdos entre cargadores y transportistas, así como el observatorio de costes, las RAL específicas del transporte y la carga y el código de buenas prácticas mercantiles para el transporte. Acuerdos y normas que facilitaron el conocimiento y la colaboración entre los distintos actores de la compleja cadena de transporte, evitando huelgas y conflictos y gestionando mejor las distintas crisis de subida del precio del combustible.

Hoy tengo la sensación que aún nos queda mucho camino por recorrer, en términos de colaboración, aplicación y desarrollo de los acuerdos alcanzados en su momento, la mejora de las estructuras empresariales y su transformación digital y la formación especializada en relación a la tecnología emergente. Para producir este cambio necesario, es preciso disponer del compromiso de todos actores de la cadena, especialmente de los profesionales y los políticos del momento. Sin duda algo que en mi caso tuvimos y que nos ayudó a logar los acuerdos mencionados.

La Cadena de Suministro
Como casi todo en la vida, la entrada en la UE, tuvo consecuencias buenas y malas. Por el lado negativo, al estar localizados geográficamente en un extremo del continente tuvimos de optimizar las infraestructuras productivas y aquellas de distribución física. Sin embargo esto nos hizo aguzar el ingenio para ser más competitivos en el resto de procesos logísticos y nos abrió el camino a un conocimiento nuevo, lleno de tecnología y formación compartida.

Estoy hablando de SAP y de otros sistemas tecnológicos en el cambio de milenio, donde demostramos tener grandes capacidades en los procesos de implementación a nivel europeo.

También la Integración de la Cadena de Suministro en sus distintos procesos, supuso la optimización de las funciones logísticas a nivel local, con grandes mejoras en el nivel de servicio y en la mejora del capital circulante de las empresas.

Todo ello nos ha llevado a posicionar la Logística y la Cadena de Suministro en un lugar estratégico dentro de las organizaciones y facilitar un puesto dentro de los Consejos Directivos de las empresas. A todos nos viene a la memoria las historias de éxito de una generación de grandes logísticos como Berta Escudero, Gonzalo Sanz, Jesús Hernández, Javier de la Viuda, Javier Bilbao y Miguel Angel Miguel, entre otros muchos que han escrito su página éxito en Logística.

Los Operadores de Servicios Logísticos
Los Operadores Logísticos han sido otro de los grandes actores que en la historia de estas décadas han favorecido y facilitado el desarrollo positivo de la logística. No solo por cumplir día a día los imperativos operacionales de “Seguridad, Calidad, Servicio y Coste”, sino por ser depositarios del conocimiento logístico y su desarrollo fruto de las múltiples externalizaciones que desde los fabricantes y distribuidores hemos realizado a lo largo del tiempo.

Quizás son ellos los que mejor posicionados están para liderar la gestión del cambio logístico y sus implicaciones con la tecnología emergente. Sin duda asistiremos en ellos a grandes innovaciones dentro del proceso de Entregar, pues tenemos que ser líderes por razones geográficas y estratégicas, en los sub-procesos principales de Almacenamiento, Transporte y Gestión de las Devoluciones, para lograr una logística de entregas eficientes que facilite el camino del comercio electrónico.

Educación, Formación y Comunicación
La educación y la formación logística han dado un gran salto cualitativo y cuantitativo, al tener en funcionamiento varios grados universitarios y de formación profesional superior especificos de logística. En mis comienzos solo teníamos APICS, sin duda una gran formación, pero no al alcance de todos, por razones lingüísticas o económicas.

También la comunicación especializada hizo un gran esfuerzo en renovarse y facilitar contenidos de conocimiento logístico. De aquí mi agradecimiento a esas cabeceras periodísticas, aunque algunas se quedaran en el camino debido a la transformación digital. Pero sobre todo mi reconocimiento a “las plumas logísticas que se han aficionado a la escritura” y que tan buenos momentos nos dan de forma periódica.

El Futuro
Este ha sido para mí un viaje maravilloso, lleno de momentos mágicos y algunas pesadillas, pero sin duda, el futuro logístico en las próximas décadas será mejor aún y estará lleno de éxitos para cumplir con la misión fundamental y diaria de la logística:

“Entregar a tiempo y en el sitio correcto los productos que la sociedad necesita”

José-Luis Galiana
Publicado por Cadena de Suministro – SIL 2018

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: